Podréis correr, pero de mi guadaña no podréis escapar…

Habían pasado siete duras semanas de trabajos colocando cargas de demolición entre ruinas e instalaciones abandonadas en el lejano planeta de Colonex-VII, el peligroso cometido estaba a punto de terminar. Esa madrugada los hermanos de las escuadras de saboteadores habían trabajado sin parar para poder tenerlo todo listo para marchar lo antes posible de ese... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑