¡Zafarrancho de combate!

Había pasado hace rato el cambio de guardia en la HMS Concorde y todo parecía tranquilo en este nuevo día que comenzaba. Poco a poco la rutina iba apoderándose del barco conforme los marineros  atendían sus obligaciones y nada podía hacer imaginar que esa quietud iba a quedar interrumpida pocos minutos más tarde cuando el vigía de la cofa del trinquete anunció que dos grupos de mástiles podían verse muy lejos, por la proa.

El HMS Defence, navío de 74 cañones que nos acompañaba, casi al instante comenzó a desplegar sus banderas de señales, indicando virar a estribor y seguir sus aguas dejando que los dos buques franceses se aproximaran mientras nuestras baterías de babor les castigaban con toda su potencia.

IMG_20160818_172923

Poco a poco se iban aproximando los barcos enemigos y, entre el expectante silencio y el olor de las mechas de los cañones algunos marineros pudieron reconocer al navío de 74 cañones Aquilon y a su acompañante, la fragata de 32 cañones Corageuse, cuyo rumbo y pérdida de viento la había hecho derivar muy lejos por el través de las embarcaciones británicas, por lo que no iba a poder participar en este primer intercambio de fuego.

IMG_20160818_172929

El viento se mantenía del Este y al poco de comenzar la combate perdió intensidad, aunque mantuvo su dirección estable durante toda la batalla.

Las primeras andanadas que se dispararon tuvieron como protagonistas al navío francés y las dos unidades británicas y los resultados fueron dispares; el Aquilón perdió un mástil fruto del fuego concentrado inglés y en nuestra fragata se declaró un incendio que tardó un buen rato en ser sofocado, así como daños en la jarcia y la rotura de varias velas, a causa de ello vimos seriamente reducida nuestra velocidad, pese a mantener todo el trapo arriba.

IMG_20160818_180022

Aun a riesgo de abordarnos por accidente, volvimos a formar una línea de batalla casi perfecta, esta vez contra el viento tras la orden de virar a babor y de la misma forma que antes, esperamos el ataque de la fragata enemiga, cuyo rumbo la había mantenido lejos de las primeras salvas pero que ahora se dirigía a nosotros de forma decidida sin un sólo rasguño en su estructura y sus cañones al completo y cargados. El navío, viendo los abundantes daños que el anterior combate nos había causado, nos ordenó protegernos tras él en el siguiente viraje a babor.

IMG_20160818_180039

El navío francés había quedado sotaventeado por su pérdida de mástiles y su difícil gobierno, por lo que sus baterías no iban a poder intervenir en este nuevo embate.

IMG_20160818_181824

La fragata francesa, cuyo nombre Corageuse hacía honor a su carácter combativo mantuvo el mismo rumbo cuando tuvo al HMS Defence por proa en línea recta hacia él y, como si de Galeras mediterráneas armadas con espolones se tratara, embistió de frente por el costado de babor al gigante británico, iniciando el abordaje y mandando a sus marineros armados con alfanjes, pistolas y hachas al asalto del buque pese a su menor número de efectivos.

IMG_20160818_182707

Mientras esto ocurría, nuestro barco no se había mantenido ocioso y, una vez conseguimos apagar el incendio y comprobado que estábamos fuera del alcance de los cañones del desesperado navío francés, fuimos ganando impulso y conseguimos colocarnos por la popa de la fragata enemiga, que, trabada e inmovilizada como estaba con el Defence ofrecía un objetivo demasiado tentador como para desaprovecharlo.

Pese a la teórica desigualdad de fuerzas, la fragata había causado muchos más daños al navío de los que había recibido de éste y llevaba las de ganar en el abordaje, por lo que nuestra intervención fue, cuanto menos, oportuna.

IMG_20160818_182713

Tuvimos todo el tiempo del mundo para cargar y apuntar los cañones y colocarnos a distancia de tiro. Lo difícil fue conseguir que toda la batería aguantara el fuego para poder disparar una andanada a plena potencia. A la orden de disparo, todo nuestro costado de babor desapareció entre una nube de humo y cuando el viento aclaró la imagen, vimos cómo todo el espejo de proa de la fragata había desaparecido, prácticamente arrancado y que ésta comenzaba a hundirse.

En el navío ingles y en nuestra fragata se oyeron varios hurras y gritos de alegría, pero los marineros del navío debían trabajar deprisa para cortar todos los cabos que la unían con la destruida fragata si no querían que ésta lo arrastrara con ella al fondo y además, aún quedaba un adversario en pie, y no iba a ser fácil destruirlo.

Nuestros dos buques habían sufrido un duro castigo, el casco de la fragata apenas resistiría una nueva andanada y el HMS Defence había recibido daños muy serios en el timón y se habían producido varias vías de agua, con lo que su maniobrabilidad y velocidad se veían seriamente afectadas.

El capitán francés conocía su oficio y en una ocasión logró situarse entre nosotros y dispararnos con ambas bandas simultáneamente y sólo su reducida potencia de fuego y la suerte evitó que fuéramos a hacer compañía a los peces. Pero sí que logró hundir al Defence que, muy castigado se sumergió lentamente en las frías aguas dando tiempo a arriar los botes y salvar a todos los supervivientes.

recortada

Ésta circunstancia nos dejaba al 74 cañones francés y a nuestra pequeña fragata solos para decidir la suerte de la batalla. Los daños eran casi iguales en ambos buques, aunque su mayor tonelaje le permitía resistir unos pocos impactos más.

IMG_20160818_194905

La única oportunidad que teníamos de destruir a nuestro oponente era acercarnos a él y abordarlo, lo que conseguimos tras varias guiñadas. En el momento que los dos barcos se abarloaron, mandé a todos los marineros al asalto del navío que, tras un corto e intenso combate arrió bandera y se rindió.

IMG_20160818_203113

Tras recluir a los prisioneros, reparar los daños con materiales improvisados, cambiar las velas y dotar al navío de una tripulación de fortuna tomamos rumbo a la base Portsmouth, donde el Almirante decidirá la suerte de nuestra presa, el reparto del botín y los ascensos.

IMG_20160818_184823

Año de MDCCCIX, Quique Xapu. Capitán de la fragata de Su Majestad HMS Concorde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, historia, miniaturas, partidas, wargames y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s