El Rincón de Alí (IV)

El rincón de Alí:

¿Donde lo dejamos el sábado pasado…? a si, ívamos a morir. Pues nada mas lejos de la realidad. Os explico:
Los duelos empezaron al día siguiente al amanecer, el primero en competir fue Agmani, en tiro cono arco a 100m. La cosa empezó igualada, e incluso tomó algo de ventaja mi contrincante, que sin duda era un muy buen arquero (pero no como yo), pero se la recorté con un certero tiro en el círculo dentral de la diana. El resultado final fue que los dos acertamos los mismo tiros a la diana, pero yo me acerqué mas al centro. Victoria, no holgada, pero victoria al fin y al cabo.
La siguiente competición fue la de Kabir, en un duelo a cimitarra y escudo. Para empezar le sacaron un contrincante que le pasaba un palmo (era de esperar), me eligió a mi como testigo del duelo, comprobé que su arma era de la misma calidad que la de Kabir y comenzó el duelo. Al segundo golpe del oponente (y como ya habíamos supuesto los otros jugadores) el escudo de Kabir queda inservible (es lo que pasa cuando te enfrentas a un tío de fuerza 13 o mas), pero aquí viene lo mas raro, ¡el fulano coje y tira su escudo!. Kabir muy cortesmentey a pesar de que se estaba jugando la vida, le dice que lo recoja, pero este no lo hace y prosigue el combate. Aquí es cuando Agmani (mi personaje) se da cuenta de algo muy importante, y es que el fulano, pudiendo parar los golpes de Kabir, ¿se está dejando dar a propósito!, evidentemente no protesto por el juego sucio (aunque me lo pienso, Kabir me ha dejado su parte del negocio sí moria…¡Es broma!), continuando los despropósitos del contrario en el combate e incluso fallando los golpes en el último momento (además de buen guerrero, también es buen actor). Al final el ¿combate o farsa? lo gana Kabir, y su contrincante al igual que el mio es ajusticiado por el propio comerciante.
Después de este viene (y justo antes de comer y en ayunas, por petición expresa de Melik) la confrontación de Melik, que se trataba de contar monedas. Nos hacen pasar a una pequeña sala en la cual hay una mesa, dos cojines y dos cofres, además de unos guardias con unos artilujios de madera extraños en las manos (son ballestas, pero nuestra cultura no las conoce), y cuando empieza la competición me acerco a uno de los guardias para observar mas de cerca el objeto. A mi modo de ver las cosas parece un arco raro con flechas mas cortas y mas gruesas. Me dirijo al guardia y le pregunto:- ¿Cual es el nombre de tan raro artilugio?. Y me contesta con un acento extraño
– No hablo idioma
Todos en el Imperio hablamos un idioma común y luego cada tribu un dialecto.
Me fijo en él y veo que va completamente tapado (incluso con guantes) y solo lleva al descubierto la cara, que es morena como la mia, pero con un tono diferente, y disimuládamente le pongo una mano en el hombro y le digo: -Buena guardia (mientras mi dedo índice se lo restriego por el cuello). Su primer impulso es levantar y apuntarme con la ballesta, pero al ver que no intento hacer nada hostil me dice ¡sin acento!: -salam malekum. Mientras me dirijo a donde están mis compañeros compruebo sí el dedo está manchado de colorante, o huele o sabe a algo, pero no, parece que el color de estos tios es real, y su piel no es pálida. Mientras Melik le da una paliza al pobre desgraciado, y al terminar a este le ofrecen una copa (suponemos que con veneno).
Después de comer viene le ladrillo de Ibrahim (una confrontació dialéctica sobre que es mejor sí valentía o sabiduría, ¡que chorrada!, cada una es buena para según que situación, ninguna es mejor. La cuestión es que después de ¡dos horas! de debate, la balanza parece que se ha inclinado a favor del contrincante de Ibrahim, pero Ibrahim no reconoce su derrota, y no le da la razón a su oponente (como tonto, su vida está en ello), pero para tales menesteres se ha traido a un juez imparcial. Ibrahim miente como un bellaco al ser preguntado por el juez y este aún sabiendo (ibrahim se da cuenta) que miente dice que prosiga el duelo. En la segunda parte Ibrahim no tiene piedad y machaca al oponente, aunque este se niega a reconocer que Ibrahim tiene razón (como él hizo antes), pero esta vez el juez desestima la protesta, y le es entregada una copa para que beba (veneno suponemos). Y esta es la pregunta que os estará asaltando en estos momentos ¿para que cojones nos hace hacer unos duelos a muerte, sí los va a amañar para que ganemos?, que nos ahorre el esfuerzo y el tiempo, y acabamos antes. ¡Todo esto es muy raro!.
Después de los duelos el comerciante (Magmut Abas, ¡me he acordado del nombre!), nos invita a una copa de vino antes de despedirnos y veo como Kabir (consumado asesino y experto en venenos), despues de beber tanto él como nosotros se pone blanco como la cera, y Magmut también se da cuenta y con prisas se despide de nosotros (suponemos que irá a por su experto para aplicarse un antídoto). Nosotros recojemos a toda prisa nuestras cosas y nos dirigimos hacia una tienda que conoce Kabir para buscar un antídoto. Cuando llegamos nos atiende un hombre mayor y nos pide una muestra del veneno (por suerte Melik se quedó agarrado al vaso de fino cristal como un escocés a un penique) y le entregamos la copa. Después de muchas pruebas con distintos polvos, líquidos y matraces, se lleva la copa a los labios, bebe un sorbo y dice:-un excelente vino y de una gran cosecha, veneno yo no lo llamaría. Como pago se queda con la copa y el vino, y Kabir con la mirada furiosa de Melik e Ibrahim y una colleja mía.
Lo único destacable del resto de la sesió es que Kabir quería abandonar el grupo (por unas diferencias entre Ibrahim y él en su forma de actuar, un poco impulsivo el chaval), pero le recordé el compromiso que tiene con el señor de Ramalah y que este no puede eludir, así que se lo replantea y decide venir con nosotros a Jayaldar.
Y para celebrar que seguimos vivos Melik y yo les invitamos aun restaurante de lujo a Kabir y a Ibrahim, donde les propondremos un futuro negocio.

Pero eso será la semana que viene. Espero que os haya gustado, vuestro humilde escriba Alí Ben Al-Katre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en rol y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s